Xantelasmas y Siringomas

Los siringomas son proliferaciones benignas de las glándulas sudoríparas ecrinas, en forma de pequeñas pápulas blanquecinas de 1 a 3 mm de diámetro.

Pueden aparecer en cualquier parte del cuerpo pero la más habitual es la zona periorbital. Generalmente son lesiones asintomáticas que no precisan tratamiento salvo por motivos estéticos.

Los xantelasmas son acumulaciones de lípidos en la piel de los párpados que se manifiestan en forma de placas de tono amarillento y que suelen estar relacionados con trastornos del metabolismo lipídico como la hipercolesterolemia.

Se establecen con predilección a nivel del tercio interno de los párpados. Habitualmente es bilateral, más frecuente en mujeres, incrementándose su incidencia con la edad.

Tanto los siringomas como los xantelasmas se pueden tratar con Plexr, un láser de plasma de última generación y posiblemente la técnica no quirúrgica más eficaz actualmente.

El tratamiento es rápido y poco molesto ya que previamente se aplica una crema anestésica y los resultados muy satisfactorios.