Rejuvenecimiento de la mirada

Toxina botulínica • Plexr • Láser pixel • Implantes • Mesoterapia

Toxina botulínica

La toxina botulínica es una proteína natural purificada que se utiliza en medicina estética para conseguir un rostro relajado y sin arrugas de expresión.

No es un material de relleno, no elimina las arrugas mediante el aporte de volumen, sino que actúa sobre los músculos de la cara relajándolos, lo que permite mantener una expresión natural.

La infiltración de Toxina Botulínica es un tratamiento seguro que no requiere prueba de alergia. La dosis administrada es muy baja y no se acumula con los años, es decir, nuestro organismo la reabsorbe y la elimina vía renal.

El tratamiento se realiza en la consulta de forma ambulatoria y no requiere anestesia ya que es indoloro. Consiste en introducir con una aguja muy fina unas gotas del producto en la piel, de forma muy superficial, en el área donde existen arrugas faciales de expresión como el entrecejo.

Inmediatamente después del tratamiento no se observa ningún cambio apreciable y se puede retomar la vida laboral sin señales de haber realizado el tratamiento. Aunque no es frecuente, existe la posibilidad de que se produzca un pequeño morado, que se puede disimular con maquillaje y desaparece en pocos días.

Plexr

Plexr es sin duda la herramienta más novedosa, segura y efectiva para tratar de forma no quirúrgica el exceso de piel, arrugas, manchas y marcas de acné entre otros problemas estéticos. Sin necesidad de pasar por quirófano, obtenemos excelentes resultados con una técnica más conservadora y una recuperación mucho más rápida.

¿ Cómo funciona?
El Plexr debe ser utilizado por un médico cualificado y formado para el correcto uso de la herramienta. Usando un cabezal ligero y versátil, se aplican estratégicamente pequeños “puntos de disparo” (Técnica Plexr Puntiforme) cuyo alcance no va más allá de la epidermis.
Este tipo de energía, llamado plasma, produce de este modo una lesión superficial y perfectamente controlada, garantizando una seguridad total en las zonas circundantes. Las lesiones inducidas son del tamaño de la cabeza de un alfiler, y el tejido alrededor y por debajo del punto de impacto no recibe energía y no sufren daño. La lesión inducida provoca una retracción inmediata de la piel, que se puede ver desde el primer momento. En las horas siguientes se va formando una costra en cada punto que dura entre 5 y 7 días aproximadamente. Cuando se van cayendo, aparece debajo una piel nueva, sonrosada, elástica y retraída que sustituye a la piel eliminada.
El principio utilizado es la ionización de los gases contenidos en el aire para obtener un pequeño arco eléctrico similar a un pequeño rayo, con el cual tratamos las áreas dérmicas y epidérmicas afectadas por problemas estéticos, sin transferir calor no deseado a las zonas circundantes y sin tocar la piel (de hecho, al hacerlo, la ionización viene interrumpida y el dispositivo automáticamente deja de funcionar). El resultado es una quemadura controlada en cada uno de los “puntos de disparo” y es el diseño de estos puntos el que producirá unos efectos u otros.
Es decir, el plasma es gas ionizado, se pierden parte de los electrones de la última capa de sus átomos, de modo que es altamente inestable. De esta forma altera los átomos de las células sobre las que actúa, en el caso de la piel, los queratinocitos, sublimándolos, es decir, pasando de sólidos a gas (humo que observamos al hacer el tratamiento). Así que sublimamos las distintas capas de la epidermis hasta la lámina basal.

Indicaciones: 
• Exceso de piel en párpados.

• Corrección de las arrugas de “patas de gallo” y perioculares.
Hasta hoy, la única técnica para corregir los signos de envejecimiento en la mirada (caída de los párpados, bolsas,…) era la cirugía de los párpados o blefaroplastia. 
El Sistema Plexr consigue excelentes resultados, con retracción inmediata que se aprecia desde el primer momento. Además con la ventaja de que no hay ningún riesgo de que aparezcan hematomas.
El médico aplicará la Técnica Plexr Puntiforme diseñada de forma personalizada para cada paciente y conseguir la retracción palpebral deseada .
Se trata de un procedimiento rápido y seguro al que sigue un edema o inflamación transitoria y la aparición de pequeñas costritas de medio milímetro que se caerán en los 3 a 7 días posteriores.
El resultado se aprecia en una sola sesión, eliminando los signos de envejecimiento que evidencian el paso del tiempo en nuestra mirada sin necesidad de cirugía.

Láser pixel – Erbio Yag

El rejuvenecimiento fraccional es el tratamiento más demandado para mejorar la calidad de la piel y restarle años.

Durante muchos años se ha demandado una solución menos invasiva para tratar el fotoenvejecimiento, debido, sobre todo, al riesgo que suponían los tratamientos de resurfacing con láser. En la actualidad, los tratamientos de rejuvenecimiento fraccional de la piel no ablativos son muy populares ya que tienen poca o ninguna incapacitación para el paciente y ofrecen unos resultados espectaculares en la mejora de las arrugas, de leves a moderadas, y en el tratamiento de la discromía de la piel. El rejuvenecimiento fraccional ablativo tiene como objetivo regenerar la piel y crear piel nueva. Para ello, se crea de forma controlada una serie de microheridas en la superficie de la piel con una fuente de energía.

Dividiendo el láser en un conjunto de píxeles de 7×7 o 9×9, el módulo Pixel 2940 de alta potencia solo afecta al 15% o 20% del área de la piel que sea objeto de tratamiento. Así, crea un canal térmico ablativo en la zona pixel – microherida-, sin afectar a la zona de alrededor. De esta forma, la zona no dañada activa y acelera el proceso de curación de las áreas con microheridas. El resultado es la remodelación del colágeno, el tensado y la mejora de la textura de la piel.

Rejuvenecimiento facial ablativo

Este tratamiento está especialmente recomendado para procesos superficiales que afecten a la epidermis y dermis superficial, como envejecimiento, cicatrices producidas por el acné, líneas finas y arrugas del rostro, arrugas del labio superior conocidas como «código de barras» cuello, espalda, pecho o manos.

Principales ventajas para pacientes:

  • Resultados espectaculares en arrugas de grado leve a medio.
  • Con mínima o ninguna incapacitación.
  • Tratamientos rápidos.
  • Fácil, durante y tras el tratamiento.

Implantes

Teosyal ® Redensity [II]

Un gel único diseñado específicamente para el tratamiento de ojeras.

Después del exitoso lanzamiento en agosto de 2012 de Teosyal ® Redensity [I] – la combinación de relleno dérmico y técnicas de mesoterapia – y después de 9 años de investigación y ensayos clínicos, laboratorios Teoxane en Ginebra introduce un producto nuevo en el mercado de la medicina estética, desarrollado específicamente para tratar la zona difícil y delicada alrededor de los ojos.

Desde la edad de 30 años, una mujer de cada dos empieza a estar preocupada por el aspecto de sus ojos. Con la edad la piel pierde su tonicidad y se vuelve más delgada, se produce «una hiperlaxitud del músculo», la grasa evoluciona de una manera diferente al resto del rostro y el hueso orbital se «ensancha» y provoca «el hundimiento del ojo”.

Teosyal® Redensity [II] es un gel inyectable adaptado específicamente para el tratamiento de las ojeras. Es un gel de viscoelasticidad perfecta (gran capacidad de extensión) para maximizar la facilidad de inyección y posicionamiento y cuenta con una fórmula 3 en 1 que combina ingredientes naturales.

Teosal® Redensity [II] contiene: 

  • 15 mg (por ml) de ácido hialurónico,
  • 8 aminoácidos (glicina, lisina, treonina, prolina, isoleucina, leucina, valina y arginina,
  • 3 antioxidantes (glutatión, N-acetil-L-cisteína, ácido Alphalipoic),
  • 2 minerales (zinc y cobre)
  • 1 vitamina (B6) y
  • Clorhidrato de Lidocaína (0,3%), que ha sido añadido a proporcionar al paciente el máximo confort y un procedimiento prácticamente indoloro.

Los aminoácidos, vitaminas y minerales son necesarios para la reestructuración y regeneración de las células y los antioxidantes para la protección celular, mientras que el ácido hialurónico reemplaza volúmenes perdidos y mejora la hidratación de la piel.

Mesoterapia

Las células de la piel que producen colágeno, elastina y ácido hialurónico son las responsables principales de mantener la piel joven y sana.

A partir de los 25 años, estas células disminuyen progresivamente su actividad y se hace visible el proceso de envejecimiento. Aparecen las arrugas, la deshidratación y disminuye el grosor y la tonicidad de la piel.

La infiltración de vitaminas, acido hialurónico y otras sustancias (en función de la necesidad de cada paciente), en la dermis mediante el sistema multipunción, propio de la técnica de mesoterapia, favorece la activación celular y la síntesis de nuevo colágeno, elastina y ácido hialurónico.

El protocolo del tratamiento depende de su estado de envejecimiento, es posible que se necesiten varias sesiones hasta conseguir el efecto deseado. El mantenimiento de este resultado estará garantizado si se realiza un cuidado regular. No obstante, habrá que respetar un período mínimo de quince días de una sesión a la siguiente.