Intolerancias alimentarias

Se deben a la formación de anticuerpos frente a proteínas de determinados alimentos, que pueden desencadenar trastornos digestivos o manifestaciones insidiosas y difíciles de relacionar con la alimentación, precisamente por ser patologías moderadas y de tipo crónico.

Con una sencilla extracción de sangre, podrá conocer qué alimentos pueden ser potencialmente perjudiciales para su salud y con dichos resultados su médico le aconsejará la dieta más adecuada

Con este estudio y una dieta adecuada se producen mejorías evidentes en:

  • Intolerancia alimentaria y obesidad
    En personas obesas que no responden a los tratamientos habituales de adelgazamiento, se han experimentado pérdidas de peso, al eliminar de la dieta alimentos frente a los que se presenta una sensibilidad alta.
  • Trastornos gastrointestinales (50%)
    Dolores abdominales, constipación, diarrea, hinchazón, síndrome del colon irritable. Es la patología que más induce a pensar en una intolerancia alimentaria.
  • Procesos dermatológicos (16%)
    Acné, eczema, psoriasis, rashes, urticaria, picor.
  • Trastornos psicológicos (11%)
    Ansiedad, letargia, depresión, fatiga, náuseas, hiperactividad (principalmente en niños).
  • Molestias neurológicas (10%)
    Dolor de cabeza, migraña, mareo, vértigo.
  • Molestias respiratorias (10%)
    Asma, rinitis, dificultad respiratoria. En estos casos se puede solapar con un proceso alérgico.Otros
    Artritis, fibromialgia, articulaciones inflamadas.

Otros tratamientos corporales