Plexr

El rostro se puede rejuvenecer a partir de diferentes técnicas, y cada vez son más los pacientes que desean encontrar la más adecuada a sus necesidades particulares. El envejecimiento puede hacer que los párpados se caigan, que se acumule líquido en el contorno de los ojos, que aparezcan bolsas, que se generen patas de gallo… Y además de las infiltraciones de bótox, de ácido hilaurónico y otros procedimientos, ahora disponemos de una técnica dermatológica avanzada: el sistema Plexr, que sublima los tejidos tratados sin causar ningún daño al tejido circundante. El aspecto cansado de la mirada y las imperfecciones de la cara pueden desaparecer sin la necesidad de pasar por quirófano.

El principio utilizado es la ionización de los gases del aire para obtener un arco eléctrico parecido al de un pequeño rayo, destinado a tratar las áreas dérmicas y epidérmicas afectadas por problemas estéticos. El resultado es, pues, una quemadura totalmente controlada.

Plexr es sin duda la herramienta más novedosa, segura y efectiva para tratar de forma no quirúrgica el exceso de piel, arrugas, manchas y marcas de acné entre otros problemas estéticos. Sin necesidad de pasar por quirófano, obtenemos excelentes resultados con una técnica más conservadora y una recuperación mucho más rápida.

¿ Cómo funciona?

El Plexr debe ser utilizado por un médico cualificado y formado para el correcto uso de la herramienta. Usando un cabezal ligero y versátil, se aplican estratégicamente pequeños “puntos de disparo” (Técnica Plexr Puntiforme) cuyo alcance no va más allá de la epidermis.

Este tipo de energía, llamado plasma, produce de este modo una lesión superficial y perfectamente controlada, garantizando una seguridad total en las zonas circundantes. Las lesiones inducidas son del tamaño de la cabeza de un alfiler, y el tejido alrededor y por debajo del punto de impacto no recibe energía y no sufren daño. La lesión inducida provoca una retracción inmediata de la piel, que se puede ver desde el primer momento. En las horas siguientes se va formando una costra en cada punto que dura entre 5 y 7 días aproximadamente. Cuando se van cayendo, aparece debajo una piel nueva, sonrosada, elástica y retraída que sustituye a la piel eliminada.

El principio utilizado es la ionización de los gases contenidos en el aire para obtener un pequeño arco eléctrico similar a un pequeño rayo, con el cual tratamos las áreas dérmicas y epidérmicas afectadas por problemas estéticos, sin transferir calor no deseado a las zonas circundantes y sin tocar la piel (de hecho, al hacerlo, la ionización viene interrumpida y el dispositivo automáticamente deja de funcionar).  El resultado es una quemadura controlada en cada uno de los “puntos de disparo” y es el diseño de estos puntos el que producirá unos efectos u otros.

Es decir, el plasma es gas ionizado, se pierden parte de los electrones de la última capa de sus átomos, de modo que es altamente inestable. De esta forma altera los átomos de las células sobre las que actúa, en el caso de la piel, los queratinocitos, sublimándolos, es decir, pasando de sólidos a gas (humo que observamos al hacer el tratamiento). Así que sublimamos las distintas capas de la epidermis hasta la lámina basal.

Indicaciones:
• Exceso de piel en párpados:
Hasta hoy, la única técnica para corregir los signos de envejecimiento en la mirada (caída de los párpados, bolsas,…) era la cirugía de los párpados o blefaroplastia.
El Sistema Plexr consigue excelentes resultados, con retracción inmediata que se aprecia desde el primer momento. Además con la ventaja de que no hay ningún riesgo de que aparezcan hematomas.
El médico aplicará la Técnica Plexr Puntiforme diseñada de forma personalizada para cada paciente y conseguir la retracción palpebral deseada .
Se trata de un procedimiento rápido y seguro al que sigue un edema o inflamación transitoria y la aparición de pequeñas costritas de medio milímetro que se caerán en los 3 a 7 días posteriores.
El resultado se aprecia en una sola sesión, eliminando los signos de envejecimiento que evidencian el paso del tiempo en nuestra mirada sin necesidad de cirugía.

• Corrección de las arrugas del “código de barras” y “patas de gallo” ( arrugas peribucales y perioculares).
• Manchas hiper o hipopigmentadas ( manchas oscuras o blancas en la piel)
• Tratamiento de acné activo y corrección de cicatrices de ancé
• Excisión de fibromas, nevus, verrugas, queloides, xantelasmas, queratosis.
• Tratamiento de las estrías.
• Lifting de ombligo.

Teosyal®Pen

¿Está interesado en inyecciones de ácido hialurónico, pero teme el dolor o un largo tiempo de recuperación?

La belleza ya no implica sufrimiento. Gracias a TEOSYAL®PEN, las inyecciones suaves son ahora posibles.

¿Qué es el ácido hialurónico? El ácido hialurónico es un componente natural de la piel. Retiene el agua como una esponja para ayudar a mantener la piel suave y firme. Cuando se utiliza en medicina estética, el ácido hialurónico se presenta en forma de gel.

Los laboratorios TEOXANE han creado el innovador TEOSYAL®PEN. Ésta revolución en el campo de las inyecciones de ácido hialurónico está a la vanguardia de la tecnología de dispositivos médicos en miniatura. Permite a los médicos llevar su arte a la vida y proporciona comodidad a los pacientes a lo largo de la administración.

TEOSYAL®PEN permite a su médico ser más preciso.

Como todo está controlado electrónicamente, el médico es capaz de concentrarse en la colocación del gel, en lugar de la presión que se requiere en las jeringas manuales convencionales.

El volumen de gel y la velocidad de inyección pueden ser programados por el médico, según los requisitos de la zona específica a tratar. El gel se inyecta lenta y regularmente, utilizando el sistema de inyección motorizada.

Los resultados son más naturales y existe un 50 % de reducción en la intensidad del dolor con TEOSYAL®PEN frente a las inyecciones manuales, según lo informado por los médicos.

Cuando los pacientes son preguntados sobre «por qué recomiendan TEOSYAL®PEN a sus amigos?», algunos respondieron:

«Buen resultado, menos marcas», «resultados naturales y sin dolor», «menos efectos secundarios», «menos sangrado», «se puede volver rápidamente a tu vida normal».

9 de cada 10 pacientes preferiría recibir sus próximas inyecciones con TEOSYAL®PEN frente a las inyecciones manuales.

Un 91,7% de pacientes recomendaría TEOSYAL®PEN a sus amigos frente a las inyecciones manuales.

Hilos tensores

La flacidez facial es, no hay duda, uno de los problemas que más preocupa a hombres y mujeres, que buscan conseguir un rostro bien definido y “difuminar”, en la medida de lo posible, los signos del paso del tiempo. También en este campo se sigue innovando y no paran de surgir técnicas cuyo objetivo es combatir este problema.

Entre las últimas técnicas destacan los hilos tensores de polidioxanona o PDD, que son unos hilos muy finos de un material reabsorbible y biocompatible que se viene usando desde hace años en cirugía cardiaca y que se introducen bajo la piel para conseguir un efecto lifting.

Este material es totalmente compatible, reabsorbible y estéril.

En el nivel subcutáneo, la polidioxanona genera una fibrosis o proceso reparativo a su alrededor, lo que desencadena la producción de nuevas fibras elásticas de colágeno y elastina.

Son capaces de rejuvenecer desde dentro hacia fuera estimulando la piel para formar colágeno nuevo, además de fibroblastos. Esa es una de las mayores ventajas pues los hilos favorecen la formación de colágeno y fibroblastos alrededor del hilo insertado que tensan y redensifican la piel.

Como resultado obtendremos:

  • Una redensificación cutánea: Los hilos mágicos estimulan los fibrocitos, que producen colágeno y elastina. Estas fibras aumentan la elasticidad y la densidad de los tejidos.
  • Más firmeza (efecto lifting): El colágeno y la elastina nuevos actúan como una red de soporte para la piel, por lo que la flacidez disminuye y la piel recupera firmeza.
  • Mayor tersura y luminosidad de la piel:  Los hilos mágicos estimulan también la microcirculación de la zona, por lo que la piel está más oxigenada, tersa y luminosa.
  • Un retraso del envejecimiento y la flacidez.

Los resultados son naturales y progresivos, y, en general, el efecto definitivo puede observarse a las tres semanas, mejorando continuamente hasta alcanzar los tres meses. Los resultados de firmeza y retensionado de la piel pueden mantenerse por un periodo de entre 1 y 2 años.

Indicaciones

Las principales indicaciones son: elevación de las mejillas y cejas, recuperación del óvalo facial, mejora de surcos nasogenianos y líneas de marioneta, mejora del doble mentón y reafirmación del cuello.

Está indicado para personas a partir de 35 años que quieren prevenir, reparar y/o mejorar la flacidez. Se pueden combinar con otros tratamientos, como radiofrecuencia, toxina botulínica, rellenos, mesoterapia con vitaminas, plasma rico en factores de crecimiento, láser y, por supuesto, cuidados cosméticos.

PRX-T®33

TCA MODULADO CON PERÓXIDO DE HIDRÓGENO

¿Qúe es el PRX-T33?

Es un dispositivo médico que combina el TCA al 33%, el agua oxigenada (H202) y el ácido kójico al 5% en una formulación innovadora, que mejora notablemente la apariencia de la piel, rejuveneciéndola sin dañarla.

¿Cómo actúa?

El PRX-T33 favorece la estimulación de los fibroblastos y los factores de crecimiento sin generar inflamación ni daño en el tejido del paciente. No produce efecto frost (pelado). Se puede realizar en todas las épocas del año, incluso en verano, no es fotosensibilizante y se puede indicar en todos los fototipos de piel, incluidos los más altos.

Indicaciones

Pacientes de ambos sexos y de cualquier edad.

Muy adecuado en el tratamiento de la piel fotoenvejecida y que presenta flacidez, mejora su apariencia de manera notable generando una redensificación del tejido.

Indicado en el trtamiento del melasma, estrías, y cicatrices atróficas depresivas de varicela y acné. En el resto del cuerpo se han observado resultados visibles en la corrección de flacidez de muslos, abdomen, brazos y espalda.

¿Cómo se aplica?

Es un tratamiento no invasivo de aplicación tópica altamente tolerado por la mayoría de pacientes y que no produce dolor ni requiere interrumpir la vida social. No precisa el uso de agujas.

Las sesiones suelen ser de unos 15 a 30 minutos en función de la superficie a tratar.

El PRX-T33 también se utiliza como potenciador de otros tratamientos habituales en Medicina Estética, siendo posible su aplicación de manera simultánea en tratamientos cómo: Toxina Botulínica, Rellenos volumétricos, inyección de vitaminas, radiofrecuencia, láser fraccional, terapia fotodinámica, hilos de PDO…